Automóviles

   

 

El  plazo de de garantía es de un año desde la fecha de la compra.

El consumidor debe saber que únicamente puede exigirse esta garantía cuando el vehículo haya sido adquirido a través de un concesionario, pues como empresa que se dedica profesionalmente a la venta de vehículos, se le aplica el Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. En cambio, no se puede exigir esa garantía en la venta de particular a particular, al no ser aplicable la ley anterior, que sólo se aplica a las relaciones entre consumidores y empresarios.

En caso de comprar a un concesionario o empresa dedicada profesionalmente a la venta de vehículos, ésta responde por los defectos que se manifiesten en un plazo que no puede ser inferior a un año desde la entrega, considerando ésta como la que figure en la factura o tique de compra, o en el albarán de entrega correspondiente, si éste fuera posterior.

Pero si la compra se efectúa a un particular, éste sólo está obligado por ley a responder del saneamiento de la cosa objeto de la venta, es decir, de los vicios o defectos ocultos del vehículo. Sólo responderá el vendedor-particular en estos casos cuando dicho defecto sea de especial envergadura o bien disminuya su valor de tal modo que, de haberlo conocido, no habría adquirido el vehículo o hubiera pagado un precio inferior, pero no será responsable de los defectos manifiestos o que estuvieren a la vista. Hay que tener cuidado, pues incluso en el contrato de compraventa se puede pactar la renuncia de responsabilidad por parte del vendedor al saneamiento. En estos casos, el comprador puede elegir entre desistir del contrato (entregar el vehículo y que le devuelvan el precio, más los gastos del contrato) o la rebaja del precio. Si el vendedor conocía dichos defectos, el comprador además puede exigir una indemnización por daños y perjuicios.

Sólo en el caso de que el vehículo comprado a un particular tuviera menos de dos años de antigüedad, podría efectuarse reclamación contra el fabricante del bien por los defectos, pues el mismo responde por los defectos que se manifiesten en un plazo de dos años desde la entrega, considerando ésta la que figure en la factura o tique de compra, o en el albarán de entrega correspondiente si éste fuera posterior.

Para minimizar riesgos en caso de compra entre particulares, se aconseja efectuar contrato privado de compraventa, que defina la posible responsabilidad del vendedor.

Nivel Anterior               Ir Arriba