Hostelería / Restauración y Ocio

   

 

La mayor parte de comunidades autónomas, dentro de las competencias asumidas en materia de consumo y de comercio interior, han regulado la actividad empresarial de restauración y hostelería, entendiendo como tal la realizada por restaurantes, bares y cafeterías, heladerías, pizzerías, trattorias, sandwicherías, cervecerías, creperías, establecimientos de comida rápida (fast food)  y similares. Dicha normativa obliga a que este tipo de establecimientos preste un correcto servicio a sus clientes. Asimismo, estas normas, obligan a que estos establecimientos dispongan de “HOJAS DE RECLAMACIONES ” normalizadas, es decir, editadas por las autoridades de consumo de cada Comunidad Autónoma.

Téngase en cuenta, sin embargo, salvo en el caso de algunas normativas autonómicas, con carácter general, el empleo de las hojas de reclamación supone la apertura de un expediente sancionador contra el establecimiento, pero no implica que la Administración intervenga ni intermedie para resolver el conflicto existente entre empresario y consumidor.

El consumidor puede reclamar empleando la “HOJA DE RECLAMACIÓN”, de la que debe disponer el establecimiento obligatoriamente, o bien acudir al arbitraje de consumo. Véase el Formulario de Arbitraje de Consumo General.

Nivel Anterior               Ir Arriba