Hostelería / Restauración y Ocio

   

 

Sí, deben tener una relación de servicios y de precios. Esta relación debe exhibirse tanto en el interior como en el exterior de los establecimientos, en  un lugar que permita su lectura sin dificultad.

Los restaurantes y demás establecimientos en los que se sirvan comidas (tales como heladerías, pizzerías, trattorias, sandwicherías, cervecerías, creperías, establecimientos de comida rápida o fast food) deben dar la máxima publicidad a los precios de los platos y vinos y demás bebidas que componen sus cartas y, en general, a los de cuantos servicios faciliten, entre ellos el precio del «Menú de la casa» o los «Menús de la casa», si es que lo ofrecen. Caso de existir estos menús deben incluirse en la carta y en forma destacada, dentro de un recuadro; el menú debe incluir todos los servicios, también el pan, el vino y el postre. Además debe entregarse una ejemplar de este menú en hoja separada a la carta de platos, junto con ésta.

Las cartas y menús tienen que consignar claramente, y por separado, el precio de cada servicio, y los que dependan de ciertas fluctuaciones (por ejemplo, indicar que el precio del plato variará en función del precio de mercado pagado por el restaurante en la de adquisición del producto) debe igualmente indicarse con claridad este extremo. En todo caso, el consumidor tiene derecho a conocer el precio del plato previamente a encargarlo.

Nivel Anterior               Ir Arriba