Compañías de Seguros

   

 

Los planes de pensiones definen el derecho de las personas, a cuyo favor se constituyen, a percibir prestaciones económicas por jubilación, supervivencia, incapacidad permanente, dependencia y fallecimiento, y las obligaciones de contribución a los mismos.

Por tanto, pueden rescatarse en caso de jubilación, a partir de los 65 años, y a veces a partir de los 60 años, si el plan concreto lo prevé; en caso de enfermedad grave del partícipe del plan o incluso de su cónyuge o descendientes y ascendentes, si así consta en el contrato suscrito, debiendo en cualquier caso acreditar, mediante certificado médico, tal enfermedad grave; en caso de invalidez laboral del partícipe; también en caso de dependencia severa o gran dependencia del partícipe regulada en la Ley de Dependencia; y también ante la defunción del partícipe, en cuyo caso sus herederos legales podrán rescatar el plan de pensiones. También pueden rescatarse en caso de desempleo de larga duración.

En todo caso, debe revisar siempre las especificaciones de su plan de pensiones, a fin de verificar las condiciones y limitaciones que en el mismo se establezcan.

Nivel Anterior               Ir Arriba