Compra de productos / garantías

   

 

En el caso de defectos en los productos, la reclamación del consumidor debe dirigirse contra el vendedor, excepto si el fabricante ha otorgado una garantía comercial adicional, en cuyo caso, también podrá dirigir su reclamación contra éste, pero dentro del plazo y por los motivos que consten en dicha garantía adicional.

En cambio, en el caso de que, como consecuencia del producto o de su uso, se causen daños a bienes o personas (tanto lesiones como, incluso, la muerte), el consumidor debe dirigir su reclamación contra el fabricante o, si éste es de otro país, contra el importador del producto. Sólo si el fabricante o el importador no pueden ser identificados, el consumidor podrá dirigirse contra el proveedor del producto, entendiéndose como tal al empresario que distribuye los productos en el mercado.

Excepcionalmente el consumidor puede reclamar directamente al proveedor del producto defectuoso cuando éste conocía la existencia del defecto del producto y, a pesar de ello, lo puso en circulación. 

Nivel Anterior               Ir Arriba