Compra de productos / garantías

   

1.0 

SÍ, pero de acuerdo con la Ley corresponde al consumidor demostrar que el producto se encontraba en mal estado, el daño sufrido y que dicho producto ha sido el que ha causado la intoxicación.

La prueba más común de que se cumplen estos dos requisitos es el informe médico, emitido por los profesionales o centros médicos que atendieron al consumidor cuando sufrió la intoxicación.

De acuerdo con la Ley, el consumidor debe dirigir su reclamación contra el fabricante o el importador del producto, ya que responderán aunque haya habido culpa del vendedor. No obstante, si el fabricante o el importador no pueden ser identificados, se considerará como tales al vendedor o suministrador del producto, pudiendo el consumidor dirigir su reclamación contra éste. Asimismo, el consumidor puede dirigir su reclamación contra el vendedor si éste puso el producto en circulación a pesar de conocer que el mismo no reunía condiciones de aptitud para el consumo humano.

Téngase en cuenta que, cuando aparecen daños personales de cualquier clase (en caso de intoxicación, lesiones o muerte), no puede acudirse al arbitraje de consumo; las reclamaciones correspondientes sólo pueden efectuarse en vía judicial.

El consumidor dispone de un plazo de tres años desde que sufrió la intoxicación o las lesiones para exigir judicialmente la reparación de los daños y perjuicios derivados de la misma. Si el consumidor efectúa un requerimiento extrajudicial, se interrumpe este plazo. 

Véase La información adicional.

Nivel Anterior               Ir Arriba