Compra de productos / garantías

   

 

Si el empresario no entrega el producto en el plazo pactado en el contrato o en la información precontractual, o en defecto de pacto expreso o de información sobre dicho lazo, transcurridos 30 días desde el día siguiente a aquél en que el consumidor haya prestado su consentimiento para contratar, el consumidor tiene derecho a ser informado de la falta de disponibilidad del bien o servicio contratado y a recuperar, cuanto antes, las sumas que haya abonado.

Si el empresario no realiza este abono en dicho plazo, el consumidor puede reclamar que se le pague el doble de la suma adeudada, y a solicitar que se le indemnice, además, por los daños y perjuicios sufridos en lo que excedan de dicha cantidad.

El consumidor puede interponer esta reclamación:

  1. Acudiendo a la vía judicial para obtener una Sentencia que declare el incumplimiento y le reintegre las cantidades pagadas además de indemnizarle, en su caso, por los daños y perjuicios sufridos. Si la cuantía de la reclamación es superior a 6.000 € deberá acudir a un juicio ordinario, que requiere abogado y procurador. Si la cuantía es inferior, puede acudir a un juicio verbal, que no requiere abogado ni procurador, si la reclamación es inferior a 2.000 € y que se inicia con una papeleta, menos formalista que un escrito de demanda. Véase el Formulario juicio verbal

  1. Solicitando un arbitraje de consumo  ante la administración competente en materia de protección a los consumidores y usuarios (la Administración autonómica, aunque algunos municipios disponen también de sistemas arbitrales de consumo). Acceda aquí al Formulario arbitraje consumo general  

Nivel Anterior               Ir Arriba