Vivienda

 


Deprecated: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls in /home/customer/www/consultayreclama.com/public_html/libraries/fsj_core/third/smarty/sysplugins/smarty_internal_compilebase.php on line 94
 

a) En los contratos firmados antes de 5 de junio de 2013 sí, pero sólo si necesita la vivienda para ocuparla él mismo una vez finalizado el año y este motivo constaba expresamente en el contrato.

En tales contratos sólo en el caso de que el propietario arrendador necesitase la vivienda alquilada para ocuparla él mismo, como residencia habitual, una vez finalizado el contrato (de un año o de cualquier otra duración inferior a 5 años, que era la duración mínima entonces prevista en la legislación). La necesidad del propietario de utilizar la vivienda para su uso personal debe hacerse constar por escrito y expresamente en el contrato de arrendamiento.

b) En los contratos firmados a partir del día 4 de junio de 2013 la duración inferior a tres años implica la prórroga del contrato hasta alcanzar los tres años. No obstante, una vez pasado el primer año del contrato, no procederá la prórroga del mismo si el arrendador comunica al arrendatario que tiene necesidad de la vivienda arrendada para destinarla a vivienda permanente para sí o sus familiares en primer grado de consanguinidad o por adopción o para su cónyuge en los supuestos de sentencia firme de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

En estos casos, la comunicación del propietario al inquilino debe realizarse al menos con dos meses de antelación a la fecha en la que la vivienda se vaya a necesitar y el arrendatario estará obligado a entregar la finca arrendada en dicho plazo si las partes no llegan a un acuerdo distinto.

c) En los dos casos anteriores, si pasados tres meses desde que finalizó el contrato, el arrendador no ha ocupado la vivienda, el arrendatario tiene derecho a continuar el contrato por un nuevo período de hasta 5 años y tiene igualmente derecho a recibir una indemnización por los gastos que el desalojo de la vivienda le hubiera supuesto hasta el momento de la reocupación o, a elección del arrendatario, a recibir una cantidad igual al importe de la renta por los años que quedaren hasta completar cinco. Por ejemplo, si el primer arrendamiento fue de dos años, tendría derecho a una indemnización equivalente a tres años de la renta pactada.

Nivel Anterior    Ir arriba