Sistemas de Arbitraje

   

 

Quienes tienen la condición de consumidor o usuario y sólo éstos.

El consumidor puede reclamar a través de este sistema siempre que surja cualquier conflicto con relación a los contratos de cualquier tipo que haya celebrado con empresarios o con profesionales, siempre y cuando el consumidor haya actuado como tal, y no el marco de su propia actividad empresarial o profesional, es decir, como destinatario final de los bienes o servicios contratados, ya sea para sí o para otro, pero sin ánimo de lucro.

No obstante, el consumidor no puede acudir a este sistema si la reclamación (el conflicto) versa sobre intoxicación, lesión o muerte o existan indicios racionales de delito.

Nivel Anterior               Ir Arriba