Sistemas de Arbitraje

   

 

La Ley establece que el consumidor debe presentar una solicitud de arbitraje en la que han de constar:

a) datos de identificación de quien presenta la solicitud: nombre y apellidos, nacionalidad, DNI, NIE o número de pasaporte, el domicilio y un domicilio a efectos de recibir las notificaciones (que puede ser distinto el domicilio habitual del solicitante o un lugar distinto).

b) datos del reclamado: nombre y apellidos o razón social, domicilio (o, en su caso, el domicilio a efectos de notificaciones); si el consumidor no dispone de estos datos, puede aportar cualquiera que permita identificar al reclamado.

c) una breve descripción de los hechos que motivan la controversia, así como las pretensiones del reclamante, es decir, lo que en realidad pide, determinando, en su caso, su cuantía y los motivos en los que basa su petición.

d) si el arbitraje se ha concertado en un convenio suscrito entre el empresario y el consumidor, copia de dicho convenio o si forma parte del contrato por el que se reclama, copia de éste; si la empresa ha efectuado una oferta pública de adhesión al arbitraje en derecho, el reclamante debe decidir si se somete a ésta (que podría, por ejemplo, optar por el arbitraje de Derecho) o si no se somete a la misma, solicitando que el arbitraje de consumo se sujete a las normas legales y no a las contenidas en dicha oferta-;

e) el lugar, la fecha y la firma, que puede ser electrónica si la reclamación se ha efectuado por medios de comunicación electrónicos.

Es recomendable que el consumidor acompañe a esta solicitud, los documentos o demás medios de prueba que justifiquen su petición o que, a su juicio, amparen su derecho y, asimismo, el consumidor reclamante puede proponer las pruebas que estime pertinentes. Además, si la solicitud se formula por escrito, tanto ésta como la documentación que la acompañe, debe presentarse por duplicado.

Las Juntas Arbitrales de Consumo disponen de modelos para facilitar la solicitud de arbitraje y la contestación a dicha solicitud. En cuanto a un modelo de solicitud de arbitraje de consumo puede verse el Formulario de Arbitraje de consumo general .

La reclamación debe interponerse ante la Junta Arbitral de Consumo a la que, en su caso, consumidor y empresario se hayan sometido y si no existe acuerdo previo, el consumidor puede interponer la reclamación ante la Junta Arbitral de Consumo de su domicilio. Si hay varias (puede suceder que la administración local, la autonómica y la estatal dispongan de Junta Arbitral en el domicilio del consumidor), la resolución del conflicto se encomendará a la de ámbito territorial inferior.

Una vez recibida la solicitud, se comprueba que la misma reúne los requisitos exigidos legalmente, y que la reclamación puede ser resulta a través de este sistema.

A continuación, si el empresario o profesional está adherido al sistema, el presidente de la Junta Arbitral acordará el inicio del procedimiento arbitral. Si no está adherido al sistema, se le traslada la solicitud para que en el plazo de 15 días, el empresario o profesional manifieste su aceptación o no para resolver el conflicto a través de este sistema. Si lo rechaza o no contesta en el plazo concedido, se archiva la solicitud sin más trámites, dado que este sistema tiene carácter voluntario.

Si se acepta la vía del de arbitraje, se inicia el procedimiento arbitral desde ese momento.

Nivel Anterior               Ir Arriba