Sistemas de Arbitraje

   

 

El consumidor puede presentar su solicitud siempre, pero si la empresa no está adherida puede decidir no someterse.

El consumidor puede iniciar esta vía de reclamación tanto contra empresarios que se encuentran adheridos previamente al sistema arbitral de consumo, como contra empresarios que no lo estén. No obstante, en el último caso el empresario tiene derecho a decidir si acepta o no someterse al sistema arbitral. Si decide no someterse, no está obligado a ello, y el consumidor que pretenda resolver el conflicto sólo puede acudir a la vía judicial.

En cambio, si el empresario se ha adherido previamente al sistema arbitral de consumo, ya sea directa e individualmente, o indirectamente a través de una asociación profesional, está obligado a someterse al mismo y a aceptar la resolución de los árbitros.

Nivel Anterior               Ir Arriba