Sistemas de Arbitraje

   

 

No, el consumidor no tiene porqué someterse.

El consumidor no está obligado a aceptar las cláusulas contractuales que le impongan someterse a arbitrajes distintos del institucional de consumo, y no sólo ello, sino que estas cláusulas han sido declaradas abusivas expresamente por la Ley.

Debe tenerse en cuenta que el consumidor siempre podrá acudir a la vía judicial en vez de a la vía arbitral, pues, de acuerdo con la Ley, incluso si en el contrato de consumo se ha convenido la sumisión de las partes, consumidor y empresario, a un arbitraje de consumo, ya sean las Juntas Arbitrales de Consumo, ya los otros órganos de arbitraje institucionales específicos para un sector o un supuesto específico, esas las cláusulas arbitrales incluidas en el contrato o en un convenios arbitrales suscritos por un consumidor y previamente al momento en que surja el conflicto no son vinculantes para el consumidor, pues se considera que el consumidor sólo puede evaluar correctamente el alcance de la decisión referente a los pactos de sumisión al arbitraje en el momento en el que surge la controversia.

No obstante, recomendamos que en el momento en que reciba la comunicación del tribunal arbitral en la que se le informa de la demanda arbitral instada por el empresario, el consumidor responda expresamente y por escrito que no acepta el arbitraje. Si el consumidor no responde, el procedimiento iniciado a instancia del empresario continuará, y además puede entenderse que ha renunciado a su derecho a oponerse a dicho procedimiento. Es recomendable que su respuesta se efectúe por un medio que deje constancia de la comunicación (carta certificada con acuse de recibo) o que también deje constancia de su contenido (burofax o telegrama). Véase el Formulario de Oposición al arbitraje privado distinto del de consumo.

La respuesta del consumidor alegando que no se somete al arbitraje también debe hacerla en el caso de que conste en el contrato la cláusula de sumisión a este arbitraje. En la respuesta el consumidor debe especificar que no se somete al arbitraje porque la cláusula incorporada al contrato es nula y debe tenerse por no puesta, dado que se trata de una cláusula abusiva de acuerdo con la Ley. Véase el Formulario de Oposición al arbitraje privado distinto del de consumo aunque conste en una cláusula del contrato pues es una cláusula abusiva . Es muy importante que en este caso se efectúe esta comunicación, ya que de lo contrario el silencio del consumidor se entenderá como una aceptación del arbitraje por parte de éste y puede quedar obligado por la decisión del árbitro o árbitros.

Nivel Anterior               Ir Arriba