Sistemas de Arbitraje

   

 

Si no ha tenido conocimiento, puede ejercer acción judicial de nulidad.

Si el consumidor no se ha sometido al arbitraje previamente o ha comunicado que no se somete al arbitraje, éste no puede tener lugar, y no puede recaer el laudo arbitral, ya que este sistema exige el acuerdo de ambas partes. No obstante, puede haber errores en el procedimiento, de modo que éste continúe hasta dictarse un laudo que no sea favorable al consumidor. En tal caso el consumidor no está vinculado por dicho laudo arbitral, pero tiene que hacer valer este derecho mediante el ejercicio de la acción judicial de nulidad, basada en alguno de los motivos del artículo 41 de la Ley 60/2003.

Si el consumidor se encuentra sometido al arbitraje en virtud de una cláusula contractual, en el momento en que los árbitros le comuniquen la existencia de la demanda arbitral, debe oponerse a la prosecución del arbitraje alegando que la cláusula es nula y se debe tener por no puesta, pues es abusiva, según la Ley.

Si el arbitraje sigue adelante o los árbitros dictan un laudo, a pesar de que el consumidor haya alegado que no se somete al arbitraje cuando tuvo conocimiento del mismo, o ha manifestado que no está conforme con el contenido del laudo y/o con el pago de los honorarios, puede hacer valer su derecho mediante el ejercicio de la acción de anulación prevista en el artículo 40 de la Ley 60/2003, de 23 de diciembre, Ley de Arbitraje, alegando alguno de los motivos previstos en el artículo 41 de la misma  o, en su caso, alegando que la sumisión al arbitraje no es procedente al haber sido impuesta por una cláusula abusiva, de acuerdo con la Ley, y que en consecuencia, todo el proceso arbitral debe anularse y el laudo revocarse.

Para interponer este recurso el consumidor dispone de DOS MESES desde que le ha sido comunicado el laudo arbitral o, si se ha solicitado su corrección, aclaración o complemento, desde que se ha resuelto esta petición o ha finalizado el plazo para hacerlo.


La acción se ejercita mediante una demanda judicial de nulidad, tramitada por el procedimiento de juicio verbal, y por tanto, es necesaria la asistencia de abogado y de procurador si el importe de la reclamación supera los 900 euros. La demanda debe cumplir con los trámites previstos en la Ley de Enjuiciamiento Civil. Recomendamos que se cuente con esta asistencia aunque no sea preceptiva.

Del mismo modo debe proceder el consumidor si no ha tenido conocimiento del procedimiento arbitral, y la primera información que recibe es la notificación del laudo arbitral.

Atención:

EJECUTIVIDAD DEL LAUDO:

El cumplimiento del laudo puede exigirse, acudiendo, si es necesario, a los Tribunales de Justicia, incluso si el consumidor ha ejercitado la acción de nulidad.

Si el consumidor quiere suspender esta ejecutividad del laudo tiene que solicitarlo expresamente en la demanda de nulidad y ofrecer una garantía o caución por el valor de los daños y perjuicios que puedan derivarse de la demora en la ejecución del laudo.

El Juez ante el que se interpuso la demanda en ejercicio de la acción de nulidad decidirá sobre la necesidad o no de prestar esta garantía, y su decisión no puede impugnarse mediante ningún tipo de recurso.

Nivel Anterior               Ir Arriba