Tiempo Compartido

   

 

El “aprovechamiento por turno de bienes de uso turístico y de productos vacacionales de larga duración” se conoce como el derecho al uso y disfrute, en sentido amplio (aprovechamiento), que recae sobre bienes inmuebles, el mobiliario pertinente y los servicios anejos. Con este nombre se regula, en primer lugar, la figura anteriormente conocida como “multipropiedad”. Estos contratos se denominaron posteriormente contratos de “tiempo compartido”.

La norma legal regula también los contratos de aprovechamiento por turno de bienes de uso turístico de duración superior a un año, en virtud del cual un consumidor adquiere, a título oneroso, es decir, a cambio de contraprestación económica, el derecho a utilizar uno o varios alojamientos para pernoctar durante más de un período de ocupación.

[Leer más]

Este derecho de uso y disfrute (aprovechamiento), que puede tener naturaleza real limitado (como el usufructo o el derecho de habitación) o ser de naturaleza personal (meramente contractual, como el arrendamiento), no pertenece de manera única ni permanente a su titular, sino que los disfruta durante un determinado período de cada año, consecutivo o no, y comparte esta titularidad con otros usuarios que la disfrutan en otros períodos del año, por lo que no se puede efectuar alteraciones del alojamiento ni de su mobiliario. El derecho comporta el uso exclusivo del bien inmueble, pero únicamente durante el tiempo asignado, pues el resto del tiempo dicho uso exclusivo pertenece a otros titulares.

[Leer más]

 

Esta figura contractual, utilizada para los inmuebles de uso turístico o de temporada (ya sea la invernal, como por ejemplo, residencias cercanas a pistas de esquí, o de la de verano, como por ejemplo, residencias cercanas a la playa o la montaña), se ha conocido en España como “multipropiedad”, indicando de este modo la exclusividad en la titularidad durante el tiempo que se disfruta (propiedad), así como su carácter temporal y compartido, al emplear el prefijo “multi”. Sin embargo, este término había dado lugar a confusión. Por ello, la Ley prohíbe a los empresarios su uso en la publicidad, ni de cualquier otra manera que contenga la palabra propiedad y, aunque se establezca como un derecho de naturaleza real, tampoco podrá vincularse a una cuota indivisa de la propiedad y tampoco podrán empelarse estos términos ni en la publicidad ni en ninguna comunicación informativa. El período anual de aprovechamiento no podrá ser nunca inferior a siete días seguidos.

Una característica del aprovechamiento por turno o tiempo compartido sobre inmuebles en los países de la Unión Europea, además de su estacionalidad, es su temporalidad, ya que este derecho sólo puede comercializarse por un período de tiempo limitado que, como máximo, puede ser de cincuenta años.

Nivel Anterior               Ir Arriba