Tiempo Compartido

   

 

Antes de firmar el contrato con el empresario, con suficiente antelación antes de que el consumidor dé su consentimiento ante cualquier oferta, debe haber podido conocer la información general que seguidamente se explica, según el Modelo Legal normalizado de información al consumidor en los contratos de tiempo compartido.  Esta información debe ser facilitada, con carácter gratuito, por el empresario en papel o en cualquier otro soporte duradero que sea fácilmente accesible para el consumidor. Asimismo, en todos los anuncios y ofertas exhibidos en establecimientos abiertos al público, ofertas y comunicaciones comerciales y en cualquier acto de publicidad, debe hacerse constar expresamente dónde puede obtenerse la información precontractual que se explica en este apartado.

La información debe estar redactará en la lengua o en una de las lenguas del Estado miembro en que resida el consumidor o del que este sea nacional, a su elección, siempre que se trate de una lengua oficial de la Unión Europea. Si el consumidor es residente en España o el empresario ejerce aquí sus actividades, el contrato deberá redactarse además en castellano y, en su caso, a petición de cualquiera de las partes, podrá redactarse también en cualquiera de las otras lenguas españolas oficiales en el lugar de celebración del contrato.

Además, debe poner en conocimiento del consumidor, de modo explícito, el derecho de desistimiento del consumidor, la duración del plazo para ejercerlo, el modo de ejercerlo y la prohibición de efectuar pagos anticipados durante el plazo de desistimiento.

La falta de esta información en papel o en cualquier otro soporte duradero facultará al consumidor para resolver la relación contractual, bastando para ello notificación fehaciente al empresario, en la que se ponga de manifiesto la falta de información que el consumidor considere no proporcionada o suficiente. Además, dicho incumplimiento significa que el plazo de desistimiento que la Ley otorga al consumidor, no empieza a contar hasta que dicha información se facilite al consumidor y vencerá transcurridos tres meses y catorce días naturales a contar desde el de la celebración del contrato o de cualquier contrato preliminar vinculante. Para mayor información véase el apartado 11.2. 

Es, asimismo obligatorio que el empresario informe al consumidor de que éste puede acudir a solicitar información adicional en las Oficinas de Turismo, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) o los organismos correspondientes de las Comunidades Autónomas competentes en materia de turismo y consumo, en general, a todas las oficinas municipales de consumo y, en su caso, a los registradores de la propiedad y a los notarios.

El incumplimiento de los deberes de información por parte del empresario se considera infracción grave a efectos de las normas sancionadoras en Derecho de consumo.

Nivel Anterior               Ir Arriba